Ronquidos y disfunción eréctil

¿Es el ronquido un factor de riesgo para la disfunción eréctil?

Ronquidos y disfunción eréctil. Roncar sin duda no es la cosa más sexy que puede hacer tu pareja, pero ¿podría estar empeorando activamente la vida sexual de una pareja?

Ronquidos y disfunción eréctil. Un hombre y su pareja preferirían estar despiertos toda la noche por algo más que por un bloqueo de los conductos nasales. Pero, a lo largo de los años, las personas y los investigadores han estado buscando una conexión entre el ronquido y el desempeño sexual. Gracias al debilitamiento de los músculos de las vías respiratorias, los hombres tienden a roncar más, especialmente a medida que envejecen. Los hombres y sus parejas que buscan un mejor sueño y una mejor vida sexual deben tratar el tema de los ronquidos. ¿Es el ronquido un factor de riesgo para la disfunción eréctil? Mira lo que dicen los datos.

¿Qué es el ronquido?

En pocas palabras, las vías respiratorias bloqueadas causan ronquidos. Si nada extraño bloquea las vías respiratorias, ¿cómo se producen los ronquidos? Los músculos de la boca y la garganta se relajan demasiado y no permiten que pase suficiente aire. Cuando estos músculos, el paladar blando y la úvula vibran juntos, se produce ese sonido molesto. El posicionamiento y las drogas, el alcohol o la obesidad pueden contribuir a la debilidad de la úvula y el paladar blando, resultando en ronquidos.

Te recomendamos leer  como dejar de roncar de forma natural

¿Cómo afecta el ronquido al sexo?

Es lógico que los ronquidos puedan afectar la función sexual haciendo que el roncador se sienta cansado y menos entusiasmado por su desempeño. Estar despierto toda la noche escuchando los ronquidos puede crear el mismo efecto en la pareja del roncador. Este estudio postula que el principal impacto del ronquido en el sexo es que disminuye la satisfacción sexual. Los investigadores usaron una serie de preguntas sobre la función sexual para concluir que los ronquidos probablemente no afectan el sexo biológicamente. En cambio, creen que los ronquidos fuerzan las relaciones al disminuir la calidad del sueño y que, en última instancia, esto disminuye la satisfacción sexual.

Además de estar demasiado agotadas, las parejas con problemas de ronquidos a menudo toman medidas que disminuyen aún más las oportunidades de tener relaciones sexuales. Soluciones como dormir en habitaciones separadas, a horas escalonadas o en el sofá le quitarán el tiempo que pasamos juntos en el dormitorio.

Ronquidos y disfunción eréctil

Para hombres y mujeres, la disfunción eréctil interrumpe drásticamente la vida sexual. Es algo que muchos temen a medida que envejecen. El ronquido y la disfunción eréctil son problemas de salud que no siempre tienen remedios claros. Esta puede ser la razón por la que más personas están empezando a pensar que están entrelazadas.

La American Sleep Apnea Association afirma que los ronquidos extremos, o apnea del sueño, pueden causar disfunción eréctil. La apnea del sueño es una condición que involucra obstrucción de las vías respiratorias tan severa que la respiración en realidad se detiene durante el sueño. Esto significa que el cerebro y el sistema circulatorio no están recibiendo el oxígeno que necesitan durante el sueño. Por este mecanismo, la apnea del sueño puede llevar a complicaciones tales como presión arterial alta y alteración de la circulación. Sin una presión arterial y una circulación adecuadas, los órganos sexuales de los hombres no pueden funcionar adecuadamente. Así es como los ronquidos pueden causar disfunción eréctil.

Te recomendamos leer  Como evitar roncar

Disminuir los ronquidos para aumentar la satisfacción sexual

Lo que parece una molesta rareza en una pareja a la hora de acostarse podría llevar a problemas más serios en el futuro. Tomar el control de un problema de ronquidos rápidamente puede prevenir efectos secundarios más complicados.

Tener sobrepeso puede causar ronquidos. Una acumulación de grasa alrededor de la cara y el cuello puede estrechar las vías respiratorias. Trate de hacer cambios en el estilo de vida, como dieta y ejercicio, para mantener el peso dentro de un rango razonable. Esto no sólo mejorará la calidad del sueño, sino también la calidad de vida en general (¡incluyendo la vida sexual!).

Cambiar otros hábitos también puede disminuir el ronquido. Trata de dejar de fumar y limitar el consumo de alcohol. Fumar y la congestión nasal pueden bloquear las vías respiratorias y el alcohol relaja los músculos de la garganta. Se ha demostrado que dejar de fumar y moderar el consumo de alcohol mejora la calidad del sueño y la vida sexual incluso en aquellos que no roncan. Si estos pequeños pasos no mejoran el ronquido, prueba con enfoques más especializados.

Anti-Ronquido, Pro-Sexo y Restauración

Algunos de los dispositivos que se ofrecen para reducir los ronquidos no tienen un aspecto sexy, pero darles a una pareja una buena noche de sueño les dará la energía necesaria para volver a disfrutar de su vida sexual. Funcionan impidiendo que la mandíbula se relaje y bloqueando las vías respiratorias o alterando la posición para dormir. Pruebe con correas para la barbilla o boquillas para mantener la boca estable mientras duerme. Puede tomar tiempo acostumbrarse a los productos antirronquidos, pero cuando se usan correctamente, pueden mejorar realmente el sueño para ambas partes involucradas.

Te recomendamos leer  10 maneras efectivas de dejar de roncar

Aunque los ronquidos pueden conducir a la disfunción eréctil en algunos casos, no todo se pierde para las parejas con problemas de ronquidos. Estar consciente de los posibles resultados adversos del ronquido es un primer paso enorme. Las parejas deben hablar sobre el ronquido y cómo les afecta. Como mínimo, pueden investigar y encontrar una solución en la que tanto el que ronca como el que escucha puedan estar de acuerdo. Incluso si los ronquidos aún no han creado problemas de satisfacción sexual, el hecho de cortar un problema antes puede asegurar que una pareja duerma bien y tenga buen sexo en el futuro. ¿Y quién no querría más de esos?

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *